Fichajes, Futbol, Liga BBVA

Los motivos de Alcácer para fichar por el Barça

alcacerTomado de Mundodeportivo

Paco Alcácer no habla del Barça. Ni del Valencia. No habla de nada y ese silencio ya empieza a ser muy ruidoso en el entorno del Valencia CF. El delantero de Torrent no puede exponerse ante los medios porque no quiere ni mentir ni decir la verdad. Mentir sería decir que no quiere ir al Barça. Decir la verdad sería decir lo contrario. Es decir, que está loco por cambiar de aires. El Barça siempre es mucho Barça y más en comparación con un Valencia volcánico. Por eso, Alcácer tiene motivos de peso para querer fichar por el Barça. Ahí van unos cuantos:

1. Un salto de calidad en su carrera.

Alcácer está orgulloso de haber llegado al primer equipo del Valencia como jugador de la tierra que es. Además, está asentado en la plantilla a sus 22 años, algo que le da tranquilidad. Pero la oportunidad de fichar por el Barça es también la de mejorar deportivamente en su carrera. Ir a un club con aspiraciones a ganarlo todo y tan mediático que cualquier acierto catapulta la imagen de sus futbolistas. Incluso siendo suplente en el Barcelona se puede aspirar a ir a la selección, mientras que serlo en el Valencia te cierra las puertas totalmente. Alcácer quiere ganar títulos y que su nombre suene en Europa. Eso en el Valencia actual le queda lejos. En el Barça le quedaría cerca.

2. Una mejora económica.

Obviamente, la oferta del Barça a Alcácer mejora lo que cobra en el Valencia y, además, le ofrece unas expectativas a nivel de bonus que la hacen muy atractiva. Esos pluses van por partidos jugados (ahí lo tendría más complicado) pero también por títulos obtenidos. El año pasado el Barça ganó cuatro (Liga, Copa, Supercopa de Europa y Mundial de Clubs) y eso a la hora de mirar la nómina de un jugador a final de año pesa mucho.

3. El Barça, un club estable a nivel deportivo.

La pasada campaña, Alcácer tuvo en el Valencia a tres entrenadores, sin contar al interino Voro: Nuno, Neville y Ayestarán. Cada uno de su padre y de su madre, cada uno con sus tácticas, con sus manías y con sus particularidades. Eso descolocó a los jugadores del Valencia, que tuvieron que adaptarse a las exigencias tácticas de cada uno de esos técnicos. En el Barça, en cambio, hay estabilidad deportiva. La referencia en el banquillo es Luis Enrique y el equipo, aparte de malas rachas puntuales, tiene una línea de juego y de rendimiento espectaculares. Toda una garantía de tranquilidad para los futbolistas.

4. Aprender de los mejores.

Se habla mucho del riesgo real de que el cuarto delantero del Barça juegue poco ante la condición de ultra-titulares de Messi, Suárez y Neymar. Ya le sucedió a Pedro y por eso decidió irse. Pero hay otra cara de la moneda: lo que representa a nivel de aprendizaje y de mejora competir con la mejor delantera del mundo por un puesto. Igual que luchar en cada entrenamiento contra defensas como Piqué, Mascherano o Alba y un portero como Ter Stegen. En un jugador de 22 años como Alcácer el margen de mejora existe y en el Barcelona podría crecer.

5. Luis Enrique apuesta por él; Ayestarán le ve “en la zona de confort”.

Partiendo de la base de que el favorito inicial de Luis Enrique era Vietto, que tras negociar con el Barça decidió dar la ‘espantada’ rumbo al Sevilla, Paco Alcácer cuenta a día de hoy con la total confianza del técnico azulgrana. Luis Enrique le quiere y aunque ya no aprieta tanto en los últimos días (Arda ha cumplido de extremo y Munir va metiendo goles), sigue pidiendo el fichaje del valenciano. Mientras, en Valencia Pako Ayestarán también cuenta con Alcácer (titular ante la UD Las Palmas) pero según informaciones contrastadas, como las de Cayetano Ros en Levante, el técnico valencianista le ve algo acomodado, en una “zona de confort” de la que quiere que salga. Todo ello por ser valenciano, ídolo de la afición y jugador internacional. Hay un dato que Alcácer tiene presente: la pasada Liga, Ayestarán le dejó de suplente en dos de los partidos más importantes de los ocho que dirigió, el del Barça y el del Villarreal.

6. La inestabilidad institucional del Valencia.

El Valencia es un club inestable donde los haya, gobernado por un potentado de Singapur, acuciado por las deudas y el Fair Play financiero, fuera de las competiciones continentales y, por si fuera poco, con un estadio a medio construir que representa la parálisis actual de la entidad. Peter Lim llegó como la gran esperanza para reflotar el club pero sus apuestas deportivas, entre ellas las de Nuno y Neville, no han cuajado. Además, ha tenido que vender a jugadores de calidad como André Gomes o, la pasada campaña, Otamendi. Ese escenario tiene de uñas a una afición que no sólo paga su enojo con el palco sino que a veces se vuelve contra los jugadores. Y todo eso lo ha vivido Alcácer.

7. Amigos y conocidos en el Barça.

En los últimos años, los trasvases del Valencia al Barça son habituales. Actualmente puede darse uno con el fichaje de Alcácer, pero antes hubo los de André Gomes este mismo verano, el de Mathieu y el de Alba. Con todos ellos ha jugado el delantero valenciano en Mestalla. Además, de la selección española conoce a Piqué, Iniesta y Busquets. Especialmente fuerte es su relación con Mathieu dado que ambos vivían en Torrent y además de compañeros de equipo eran vecinos.

Acerca de Isidro Martinez Suarez

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *