Baloncesto, NBA

Durant firma por los Golden State Warriors: los cimientos de la NBA se tambalean

durantTomado de As

Kevin Durant ha tomado una decisión que hará tambalear los cimientos de la NBA. El alero (2,06 y 27 años) jugará la próxima temporada en Golden State Warriors, la franquicia del 73-9, la de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, la que maravilló a todo el planeta con su juego supersónico, magnético y atractivo, y que cayó en las Finales de la Liga estadounidense ante los Cavaliers de LeBron James cuando nadie pensaba que fuera posible. Durant firma por dos temporadas (la segunda opcional) y 54,3 millones de dólares.

“He decidido que voy a unirme a los Golden State Warriors”, escribió Durant en The Players Tribune, la publicación donde Kobe Bryant, por ejemplo, anunció su retirada del baloncesto. “Soy de Washington DC, pero Oklahoma City fue donde realmente me crie. Me enseñó mucho acerca de la familia, así como lo que significa ser un hombre. No hay palabras para expresar lo que la organización (Thunder) y esa comunidad significan para mí, y lo que va a representar en mi vida y en mi corazón para siempre. Los recuerdos y las amistades son algo que van mucho más allá del juego. Esas relaciones invaluables son lo que hizo esta deliberación tan desafiante”.

El MVP en 2014 deja de esta forma la única franquicia que había conocido desde que fue drafteado en 2007 en el puesto número 2 por Seattle SuperSonics (al año siguiente, Oklahoma City Thunder). Su salida es una auténtica bomba para la Liga estadounidense. Su llegada hace de los Warriors algo más que candidatos al anillo: ahora son ellos los únicos que pueden perder el campeonato.

“Realmente me duele saber que voy a defraudar a mucha gente con esta elección, pero creo que estoy haciendo lo que siento que es correcto en este momento de mi vida y de mi carrera como jugador”, continuó. En sus nueve temporadas en la NBA, Durant ha disputado sólo unas Finales de la NBA. Fue en 2011, cuando los Miami Heat de LeBron James-Wade-Bosh le endosaron un doloroso 4-1. El anillo es su cuenta pendiente y en los Warriors, en estos Warriors, el camino es extremadamente más fácil.

Con este cambio de aires, Durant hace un LeBron. Es decir, como ya hizo en 2010 James, el nuevo jugador de Steve Kerr busca un equipo formado por grandísimos jugadores con los que poder asaltar el campeonato sin problemas. LeBron lo hizo en Miami. Durant lo hará en Oakland. “Voy a extrañar a Oklahoma City, y el papel que he tenido en la construcción de este equipo notable. Recordaré siempre las relaciones dentro de la organización, a los amigos y compañeros de equipo que fueron a la guerra conmigo en la cancha durante nueve años, y a todos los aficionados y a la gente de la comunidad. Ellos siempre han estado detrás de mí sin condiciones, y no puedo estar más agradecido por lo que han significado para mi familia y para mí”.

Acerca de Isidro Martinez Suarez

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *