Otros Deportes, Tenis

Buenos Aires: ganaron Nadal y Ferrer y ya no quedan argentinos

nadalTomado de ESPNDeportes.com

Fue una jornada cargada de acción en el ATP de Buenos Aires, que tuvo doble festejo de los favoritos españoles y que dejó sin representación local en singles. Luego del sólido inicio de Jo-Wilfried Tsonga y de la rápida despedida de John Isner, se presentaron con una clara victoria Rafael Nadal, frente a Juan Mónaco, y David Ferrer, sobre Renzo Olivo, en el ATP 250 argentino.

El cierre de los octavos de final, de noche y en un colmado Buenos Aires Lawn Tennis Club, con muchas exfiguras en las tribunas y palcos, sirvió para ver el debut de Nadal, el actual campeón porteño. El Nº5 del mundo, rey histórico de la arcilla, con nueve coronas en Roland Garros, se deshizo de Mónaco (55º), su gran amigo, por 6-4 y 6-4.

Así, desde 2001, con la vuelta del circuito ATP a Buenos Aires, esta es la segunda vez que no hay al menos un argentino en cuartos de final, como había pasado en 2014. Tsonga venía de aplastar a Leonardo Mayer y este jueves Nadal aportó su cuota frente a Mónaco, en tanto que Ferrer cortó el envión del joven Olivo.

El partido más esperado arrancó con un quiebre rápido de Nadal. Se recuperó con una rotura Mónaco, en el tercer juego, y llegó a igualar 2-2 el marcador. El choque era equilibrado, con el español un poco más afirmado, pero sin la diferencia histórica entre ellos, que ahora el zurdo de Manacor amplió a 7-1. Pero la presión del europeo le dio su fruto en el octavo juego y se adelantó 5-3. Lejos de mantenerlo, volvió a cederlo, aunque también perdió el propio el tandilense y así el primer capítulo fue para el español.
Nadal, Nº5 del mundo, se puso 7-1 en el historial frente a su amigo Mónaco. Argentina Open / Sergio Llamera

El presente de Nadal no es el mejor, está claro, y su retroceso en la cancha, ayudado por disparos cortos y un andar errático, se conjugaron con una mejoría de Mónaco. Eso le permitió al dueño de casa ponerse 3-1. Es más: Nadal llegó a estar 15-40 en el quinto game. Esos puntos fueron determinantes para el desenlace posterior, porque levantó esa dura situación el español y Mónaco, en lugar de ponerse 4-1, quedó en minutos en problemas.

El moño lo puso Nadal, a su manera, otra vez más sólido y preciso que en el tramo inicial del segundo set. Y aprovechó algunos errores del albiceleste. Cinco de ocho chances aprovechó el español a la hora de jugar los puntos de quiebre, frente a tres de seis. Así, el local dio pelea todo lo que más pudo, pero finalmente prevaleció el mejor, el gran candidato a repetir el título obtenido hace 12 meses, justo contra Mónaco en la definición.

Nadal, vale decir, decidió jugar en Buenos Aires -y recibió un wild card- luego de perder en primera ronda del Abierto de Australia, con el fin de recuperar buenas sensaciones y tomar ritmo de juego. A su vez, Mónaco había retornado al circuito el martes tras seis meses de inactividad por una lesión en la muñeca derecha, que inicialmente le había llevado a pensar en el peor panorama.

Antes de ese partido, se despidió otro argentino: Diego Schwartzman (89°) cayó por 4-6, 6-3 y 6-1 ante el italiano Paolo Lorenzi (52°), bajando su nivel tras el set inicial y siendo superado sin vueltas por el experimentado europeo, de muy buenos pergaminos en los Challengers por Sudamérica.

Cuatro quiebres logró el anfitrión sobre nueve ocasiones, pero lejos de eso el problema de Schwartzman pasó por ciertas dudas y falta de mayor determinación en los momentos decisivos. Lorenzi consiguió siete roturas sobre 17 posibilidades y se abrió paso a cuartos en la capital argentina, donde le toca nada menos que Nadal.

Más temprano, con sol, Ferrer (6°), tres veces campeón en Buenos Aires, dijo presente en la jornada vespertina y consiguió su triunfo Nº16 de manera consecutiva en este certamen al imponerse al renovado Renzo Olivo (151º) por 6-2 y 6-2. Así, el local, que venía con buenas actuaciones en Australia y Quito, nada pudo hacer frente a la mayor jerarquía y consistencia del Top 10.

El español, que regresó a este ATP tras su ausencia en 2015, se volvió a sentir muy a gusto en el Court Central Guillermo Vilas, donde va por su cuarta corona en fila, siendo consciente de que esta edición es la más dura en Buenos Aires. Ferrer se quedó con el 88% de los puntos jugados con su primer saque, frente a apenas el 58% del anfitrión, a la que remató cuatro de las seis chances de quiebre que tuvo.

Así, sin vueltas, Ferrer avanzó tranquilo a cuartos de final, donde lo espera el uruguayo Pablo Cuevas (35°), quien volvió a frustrar al colombiano Santiago Giraldo (73°) en la apertura de esta jornada calurosa en la capital argentina.

Partidos – 11/02 – Segunda ronda
[8] Pablo Cuevas (URU) a Santiago Giraldo (COL) por 6-4 y 6-2
[2] David Ferrer (ESP) a [WC] Renzo Olivo (ARG) por 6-2 y 6-2
Paolo Lorenzi (ITA) a Diego Schwartzman (ARG) por 4-6, 6-3 y 6-1
[1] Rafael Nadal (ESP) a Juan Mónaco (ARG) por 6-4 y 6-4

Acerca de Isidro Martinez Suarez

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *