Copa del Rey, Futbol

El Celta echa de la Copa a un Atlético sin defensa

pablo-hernandez-marco-asi-0-1-1453928825526Tomado de Sport.es

El conjunto vigués, que en la ida había cosechado un empate sin goles (0-0), se clasificó por la puerta grande para semifinales, un hito que no lograba desde hace 15 años, sin dar opciones a un rival que en todo momento fue a remolque en el marcador. El Atlético pagó con la eliminación su falta de puntería en ataque y sus clamorosos fallos de concentración atrás. Dos aspectos que deberá corregir si desea sacar algo positivo en su visita de este sábado al Camp Nou, donde estará en juego el liderato liguero.

La suerte fue esquiva con los de Simeone en la primera mitad. Pese al claro dominio y las numerosas ocasiones colchoneras, el Celta metió el miedo en el cuerpo a la afición del Calderón adelantándose en su primer -y único- remate antes del descanso. Orellana centró a la olla tras un saque de esquina servido en corto, y Pablo Hernández, entrando como una exhalación desde el punto de penalti, cabeceó con furia al fondo de las mallas (0-1, 21′), aprovechando un despiste de Gabi en el marcaje.

El meta celtiña Rubén salvó a los suyos de un auténtico descalabro en este periodo. Y eso a pesar de jugar lesionado y con fuerte dolor desde el cuarto de hora, debido a un golpe de Vietto que le obligó a ser sustituido por Sergio Álvarez en la reanudación. Griezmann, en el 13′, y Saúl, en un mano a mano en el 18′, pusieron a prueba sus reflejos. Pero, poco después del 0-1, los colchoneros ya no perdonaron. Griezmann remachó a la red un balón suelto en boca de gol después de que Rubén despejara el enésimo remate local, esta vez de Saúl desde la frontal.

La segunda parte empezó con otro buen susto para los colchoneros, que vieron cómo Mateu Lahoz anulaba un gol al Celta. Moyá desbarató un uno contra uno con Guidetti, pero el sueco aprovechó su rechace para centrar desde la línea de fondo y servir el tanto en bandeja a Pablo Hernández. El colegiado valenciano acertó no concediendo el tanto, pues el balón había rebasado la línea de fondo, y señaló córner.

Poco importó, pues los gallegos se adueñaron por completo del partido a partir de ese momento. Tanto que, apenas dos minutos después, Guidetti volvió a adelantar al Celta con un golazo de bandera. El sueco sorprendió a Moyá con un potentísimo disparo desde unos 30 metros que se coló por la escuadra, después una incomprensible pérdida de balón local en la media.

El duelo enloqueció, y Correa estuvo a punto de empatar acto seguido con un remate al larguero. Sin apenas tiempo para el respiro, el Celta sentenció el choque en el 63′. Pablo Hernández logró el 1-3 cabeceando a placer en el área pequeña un centro de Hugo Mallo desde la derecha, en otro claro error defensivo de la pareja de centrales local, Godín y Giménez.

El Atlético intentó reaccionar con más corazón que cabeza. El 2-3 de Correa llegó demasiado tarde. El mediapunta argentino batió a Sergio de preciso disparo desde la media luna del área, culminando una espléndida acción personal en el 81′. Un tanto que, al final, no sirvió para nada. El Celta no se dejó sorprender, y los de Simeone ya están fuera de la Copa.

Acerca de Isidro Martinez Suarez

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *