Atletismo, Otros Deportes

Pichardo mantiene sus muelles en otra órbita

pichardo

Si la visita de Raúl, Pelé y el equipo neoyorquino de fútbol Cosmos dejó a todos entusiasmados, los brincos del triplista Pedro Pablo Pichardo en su retorno a la alta competición no han sido menos. Este jueves el santiaguero clavó sus pinchos a la distancia de 17.96 metros en el Golden Gala Pietro Mennea de Roma, cuarta parada de la Liga del Diamante.

Bastaría con su primer estirón de 17.53 para marcar su territorio y, en definitiva, en solo tres ejecuciones materializó el oro —de 1.86 metros y 75 kilogramos de peso— que quebró el anterior tope para el mitin de 17.60 en poder del británico Jhonatan Edwards, como también la marca cimera atestiguada por el estadio Olímpico, los 17.92 dorados del búlgaro Hristo Markov en el Mundial de 1987.

Significó además para Pichardo tomar una ventaja mayor en la pugna por la gema de la Liga con ocho puntos, y ratificarse como el mejor en la especialidad en lo que va del 2015, con cuatro de las cinco mejores marcas (18.08-18.06-17.96 y 17.94). A sus espaldas en la ciudad Eterna se ubicaron Alexis Copello (17.15) y el guantanamero Ernesto Revé (16.89).

Antes de partir, cuando logró sus 18.08 cúspides en la Copa Cuba-Memorial Barrientos, al ser interpelado sobre su evolución técnica expresó: “mi carrera consta de 14 pasos con tres previos de volante, ataco con el pie derecho y gracias a mi velocidad estoy cayendo tan lejos. Esa, al igual que sucede con los estadounidenses, es mi principal virtud, de ahí que en el brinco sea donde más terreno gano”.

“Actualmente siento que he evolucionado mucho en la transición del brinco al paso, el trabajo con la coordinación y los péndulos. Aún puedo ganar centímetros si mejoro mi empuje y la terminación de los apoyos. Esos detalles contribuirán a ganar potencia en el paso, además de no dejar el pie izquierdo detrás en la caída”, sentenció Pichardo.

Otro resultado interesante lo materializó la también santiaguera Yaimé Pérez en el disco, capaz de agenciarse bronce gracias a su disparo de 65.30. Como era esperado, aunque sin pegarse a los 70 metros, la fuera de serie croata Sandra Perkovic (67.92) se coronó, secundada por la australiana Dani Samuels (65.47). En dicha lid Denia Caballero (61.25), la otra representante antillana, recaló en la novena plaza entre 11 concursantes.

El cierre de la comitiva atlética lo puso Yordan O’Farrill, quien avalado por sus 13.42 segundos se ubicó cuarto en los 110 con obstáculos, a la casa del ruso Sergey Shubenkov (13.23), el francés Garfiel Darien (13.23) y el estadounidense Jeff Porter (13.32).

Roma le abrió sus brazos a otros registros de calidad suprema. Así el bólido estadounidense Justin Gatlin devoró el hectómetro en 9.75 segundos; sus coterráneas Francesa McCorory (50.36) y Janeba Tarmoh (22.77) lideraron la vuelta al óvalo y los 200 metros respectivamente; el etíope Mohammed Aman (1:43.56 minutos) despejó las dudas en los 800; el jabalinista checo Vitezlav Vesely (88.14 metros); la estadounidense Sharika Nelvis (12.52 segundos en 100 c/v); el alemán David Storl impulsó la bala hasta 21.46 metros; la rusa Darya Klishina se estiró hasta 6.89 en longitud; el galo Renaud Lavillenie sobrevoló la varilla a 5.91 garrocha en mano; la ibérica Ruth Veitía (2.00) comandó la altura; y el norteamericano Jhonny Dutch detuvo los relojes en 48.13 segundos en la vuelta al óvalo con obstáculos.

Acerca de Tony Hernández Caballero

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *